Publicaciones

PNL, Gran regalo y Gran responsabilidad

Artículos de PNL

Cuando hace diez años entré en contacto con la PNL, nunca me imaginé que me iniciaba en un camino tan rico y con tantas posibilidades, que me iba a dejar tanto como persona y como profesional. Los recursos de PNL, parecen “varita mágica” y entre más pasa el tiempo, más me doy cuenta de su riqueza. Cuando inicié, yo solo pensé que me serviría para mi trabajo de terapeuta, pero me encontré que no sólo para eso, sino para mi vida personal y para cosas que yo no había planeado como la gran oportunidad de dedicarme a la enseñanza. Esto me ha dado más regalos de amistad, y oportunidades de aprender de aquellos a los que “enseño”.

PNL es una herramienta tan rica, que cada vez que quiero aprender algo nuevo, en cualquier área, me encuentro con que se puede mejorar tocándola con la “varita mágica” de PNL.

Muchos enfoques y autores nos dan grandes “qués” para buscar y lograr, pero muy pocos nos dan los “cómos”. Sin embargo, la metodología de la PNL facilita y da caminos para encontrarlos, si no es que ya los tiene.

Quizá sea la sexta disciplina de la que habla Peter M. Senge en su libro La Quinta Disciplina, ya que él nombra las cinco disciplinas el dominio personal, los modelos mentales, la visión compartida, el aprendizaje en equipo y el pensamiento sistémico. En mi parecer en todas estas disciplinas puede ayudar en gran manera la PNL.

Es un gran regalo el que hemos recibido todos los que nos hemos preparado en PNL, pero me doy cuenta, de la gran responsabilidad que implica el haber sido receptores de él. Ahora nos toca compartirlo, lo que nos responsabiliza a seguir preparándonos para hacerlo mejor. Porque para hacerlo bien, se requiere disciplina, puede que parezca varita mágica, pero en realidad sólo funciona cuando practicamos cotidianamente y cuando en verdad creemos y aplicamos las presuposiciones básicas.

El reto más grande de PNL no es sólo compartir enseñando sus técnicas, sino también como personas, buscar siempre la congruencia, el no “dar el consejo y quedarnos sin él”. Porque en ocasiones es fácil caer en buscar a quién enseñarla y en qué mas aplicarla y nos olvidamos de utilizar sus recursos en nosotros primero. Creo que el tener bien claro la misión, el de verdad estar buscando lo que nos enseñó Robert Dilts “hacer de este mundo un lugar al cual todos quieren pertenecer”, es algo que nos puede ayudar, para esos momentos en donde se nos dificulta, como a cualquier ser humano, el seguir creciendo y mejorando personalmente.

PNL, nos ha dado gran responsabilidad, pero también grandes regalos para cumplirla.

ceci_rico.001