Publicaciones

La Excelencia Personal en PNL

Artículos de PNL

Muchos textos y autores de la Programación Neurolingüística hacen referencia a la misma como la ciencia de la excelencia personal y esta es entre varios motivos la razón por la que muchas personas se inscriben a cursos de PNL, mas ¿qué entendemos por excelencia personal? O mejor dicho ¿cómo se aborda en el Centro Mexicano de Programación Neurolingüistica este concepto? Vayamos en orden y veamos que entendernos por excelencia personal.

Que entendemos por excelencia humana
En mi niñez los boxeadores mexicanos acaparaban los titulares de la sección deportiva El Ratón Macias, Rubén Olivares “El Puas”, Mantequilla Nápoles, por nombrar algunos, todos ellos excelentes boxeadores mas ¿esta excelencia se extendía a su vida personal? En varios casos la respuesta es negativa; pues a largo plazo vanos de ellos terminaron sus días en un estado lastimoso tanto en su salud física (un deterioro en sus funciones mentales producto de los golpes recibidos – ver Mohamed Alí) así como en el aspecto económico, familiar y social: pero esto no es privativo del boxeo o del deporte y lo podemos ver en personas sobresalientes del mundo del espectáculo, la política, la ciencia, la economía, etc, personas que consideramos que han logrado la “excelencia” ¿qué es lo que ha fallado?, aspiramos llevar a quienes asisten a nuestros cursos de PNL con la finalidad de lograr la excelencia a resultados similares? ¿qué hace falta considerar? Veamos algunos factores que se presentan en estos casos de “excelencia”.

 

Maximizar una variable
Una característica que vincula a estas personas que decimos que han logrado la “excelencia” es el desarrollo máximo en una cierta área de su vida en detrimento de otras áreas de la misma. Si consideramos que la vida de una persona esta compuesta de diferentes áreas llámense, salud, intelectual, social, familiar, emocional: recreativa, espiritual por nombrar algunas, nos darnos cuenta que un factor común en los casos de personas que han logrado un alto desarrollo de una de esas áreas es que lo hacen en menoscabo de una o varias de las otras áreas, lo que genera un desequilibrio el cuál si es muy severo puede poner en riesgo la existencia misma de la persona. Diríamos que el sistema se ha desbocado y no puede recuperar la homeostasis: de hecho los seres humanos como especie, hemos privilegiado nuestro desarrollo al máximo en deterioro de los otros sub-sistemas que integramos este sistema llamado planeta tierra al grado de poner en riesgo no solo nuestra sobrevivencia sino también el de otras especies.

A que hacemos referencia por excelencia
¿Es esto lo que buscamos cuando decimos que queremos la excelencia? Hay en Coaching una pregunta básica ¿qué es vivir una vida plena? Me parece que si nos guiamos por esta pregunta tendremos respuesta considerando que excelencia ha de hacer referencia al desarrollo optimo de las diferentes áreas que componen la vida de una persona, cuidando satisfacer las necesidades de cada una de ellas sin que esto implique el sacrificar o hacer a un lado el desarrollo de alguna de éstas áreas.

Estados de excelencia
Otra acepción que tiene el término excelencia es cuando se habla del estado óptimo en el que nos encontramos física y mentalmente para iniciar alguna tarea o actividad pues sabemos que dicho estado influye en el resultado de aquello que emprendemos, en deporte se le denomina “estado óptimo de desempeño”. Por ejemplo, si voy a presentarme para una entrevista laboral habré de cuidar cuál es mi mejor estado fisico, tal vez una postura erguida me ayude a sentirme con mas ánimos; igualmente, que tipo de imágenes o recuerdos tengo antes de la entrevista, si antes de la entrevista traigo a mi mente ejemplos de éxito mejor será mi sensación al presentarme ante mi entrevistador; también contará el tipo de expresiones o diálogo interno que tenga respecto a mi persona y mis cualidades: expresiones del tipo “yo se hacer aquello que solicitan para este tipo de trabajo’” influirá seguramente en mi estado de ánimo general y en mi seguridad.

Ecología y excelencia
Esto conlleva una implicación ecológica; cuando establecemos un objetivo habremos de considerar que otras áreas de la vida de la persona se modificarán: cuáles son dichos efectos (positivos y negativos) y como minimizar los efectos indeseables. Recordemos una máxima sistémica “nunca se cambia una sola cosa”.

He escuchado a algunos de nuestros alumnos decir que por ecología se entiende que el objetivo que se persigue ha de ser bueno para la persona y para los que le rodean. En lo particular estoy completamente en desacuerdo con dicha aseveración. Considero que por ecología, en PNL, habremos de entender la revisión que se hace entre el cliente y el programador neurolingüísta en tomo a los efectos directos y colaterales, a corto y largo plazo, que generará tanto la búsqueda como el logro de dicho objetivo.

Con frecuencia he escuchado a personas que afirman que buscan estar siempre en un estado de excelencia o que buscan la excelencia en todo lo que hacen, cuando los escucho no dejo de pensar en lo mucho que me agrada el bacalao y los romeritos en navidad pero me imagino que los odiaría si todos los día tuviera que cernerlos. El ayudar a las personas a lograr estados óptimos de desempeño y lograr que sus vidas sean mas plenas implica el darles la libertad de elegir en que momento si desean y saben como acceder a estos estados y en que momento hacerlos a un lado a fin de disfrutar de lo que llamamos “vida” con todos sus altibajos, después de todo, nosotros gozamos mas un día cálido y colorido si los días previos fueron lluviosos y fríos, en la variedad esta el gusto.

JFRM