Publicaciones

Resiliencia

Artículos de Desarrollo Humano

El concepto de la resiliencia en términos de sus raíces es como brincar hacia atrás como un resorte  cuando este recibe presión en el momento de soltarlo regresa a su forma original entonces estaríamos hablando de la capacidad que tenemos las personas para cuando se recibe algún impacto del medio ambiente, físico o sicológico así pues por decirlo de alguna manera podamos recuperarnos y regresar a un estado normal.

Para algunos autores la resiliencia es como la capacidad de transformarte después de haber recibido técnicamente hablando algún aprendizaje, es la capacidad de recuperarte al menos en el nivel en el que estas. todo tiene un proceso es decir si tienes un impacto a veces unos más fuertes que otros rara vez te llegas a recuperar inmediatamente, por ejemplo en la perdida de un familiar o un ser querido se lleva un tiempo de duelo más largo, Si  fuera una perdida más pequeña te recuperas un poco más rápido digamos lo de esta manera en la vida se te presentan obstáculos y tú logras seguir adelante. Obviamente estamos hablando desde los términos sicológicos de las personas que se enfrentan a alguna adversidad la capacidad de resiliencia seria aquello que te dobla o aquello que te permite que lo enfrentes, lo superes y sigas adelante. Las personas que no son resilientes si llegan a vivir ese impacto los puede llegar a derrumbar y pueden caer en una depresión o generar alguna enfermedad.

Las personas resilientes pueden llegar a enfrentar la adversidad, resuelven y continúan, no todos tenemos la capacidad de ser resilientes todo depende del aprendizaje y la fortaleza que desarrollas sobre todo a nivel de infancia.

Cuáles son los factores principales que nos permite ser resilientes o que no lo impiden: Entendiendo un poco el concepto cualquier cosa que nos ayude a reponerse de la adversidad nos va a ayudar a ser resilientes la principal manera de serlo es teniendo confianza en poder salir adelante. Por ejemplo pensando en una madre sobre protectora que ve a su hijo que no puede abrochar sus agujetas y ella se acerca y se las abrocha aunque pareciera ser un gesto muy amable de la mama le ésta enseñando al niño que él no puede hacerlo y eso sería un factor que va contra la resiliencia.

Si desde pequeño aprendo que necesito la ayuda de otros para hacer las cosas y a no sentirme capaz de afrontar cualquier reto por muy pequeño que sea será un factor que no me permita desarrollar mi resiliencia y como tal seria un factor de riesgo. Se le puede llegar a decir a la mamá permita que se caiga, que se rasguñe, que se suba a un árbol por qué así el niño aprende a reponerse y hacer sus propias cosas tenemos que dejar que tengan ciertas responsabilidades y que saquen sus talentos es necesario que estos también florezcan.

Los elementos que componen la resiliencia son dos, el primero es la resistencia y el segundo la flexibilidad, es decir que tan fuerte puedo ser a la adversidad que no me pueda doblegar y que tan flexible puedo llegar a ser, me permito hacer para lograr lo que deseo. Donde podría entrar la resiliencia o como afrontarlo tal vez unos opten por hablarlo y poner un límite o flexibilizar mi limite es ahí donde entra la resiliencia es mi capacidad de resolver aquello que el contexto me presente si es adverso, cualquier forma que me permita continuar con lo que yo deseo así podemos entrar en varias escalas de valores que me permito o que no me permito pero no se trata de desafiar a la autoridad en contra de mis valores.

¿Tiene que ver la resiliencia para poner límites? Dicen que la última frontera ésta en tu interior puede haber situaciones donde no podrás poner límites pero a lo que si puedes es reponerte de la adversidad por qué tu libertad interior no puede ser tocada para que no nos afecte más allá del alma. Se considera que la base de la resiliencia es la autoestima si tienes una autoestima sana hay confianza en tus capacidades y en tus habilidades por eso es la mejor manera de hacerlo es trabajando en la auto confianza y la seguridad y saber que el dolor es parte de la vida y que a veces hay situaciones difíciles que hay que aprender que hay cosas que si se pueden y cosas que no pero hay que manejar la frustración.

Vivimos en una época donde todo es tan acelerado que no se puede manejar si no buscas una salida esto te puede llevar a una frustración muy grande, estamos  acostumbrados a soluciones rápidas y a obtener lo que queremos pero definitivamente no siempre se puede a veces tenemos que esperar, cuando somos adultos tenemos una figura más formada pero no significa que no podamos cambiar quizás nos pudiera costar un poquito más de tiempo reponernos pero no imposible.